miércoles, 19 de octubre de 2011

Pequeño ritual de año nuevo


Es un ritual muy sencillo que se puede hacer en familia.

La idea es hacer dos listas: una lista para quemar en Año Viejo y la otra en año Nuevo.

Necesitan papel común y un recipiente donde quemar el papel (si es un caldero, mejor!)

En la lista para quemar antes que termine el año viejo, ponemos todo lo que queremos quitarnos de encima (malos hábitos, malas situaciones, etc.), esas cosas que ocurrieron en el año y que queremos que no vuelvan a repetirse o aparecer.

En otra lista, la que quemaremos apenas iniciado el año, con los chin-chin de las copas y los ruidos de las bengalas, ponemos lo que anhelamos para el 2012 (logros personales, familiares, amorosos, etc...).

La primera lista (cada uno le pide a quien cree) se quema unos minutos antes que termine el año viejo, pidiendo que con la extinción del año se extingan esos temas de nuestras vidas o no vuelvan a repetirse. Pídanlo con fuerza!!

La segunda lista se quema en el mismo recipiente pero en el momento justo de ser Año nuevo, deseando que con el año nuevo y con toda la energía que se levanta en ese momento, vaya dirigida a nuestros objetivos.

Visualicemos cómo se cumplen nuestros deseos! Y no nos olvidemos de los dioses: hagamos una pequeña libación a su nombre o una ofrenda de alimentos, que podemos quemar o guardar unas miguitas para darle a las aves.

Último consejo: Sean sabios a la hora de escribir y cuidado con lo que piden.


Fuentes: Senda Pagana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada