sábado, 23 de julio de 2011

Escoba

Es la conocida habitualmente como "escoba de las brujas", que combina los aspectos creativos masculinos y femenino. El palo de este instrumento simboliza el falo, mientras que las cerdas representan el monte de Venus, que guarda en su interior los órganos reproductores femeninos.

La escoba tiene una dilatada historia como herramienta mágica, especialmente en los conjuros de fertilidad. Eran utilizadas por las mujeres que, subidas a ellas como a caballos de madre, invocaban el crecimiento sobre los campos recién plantados; de ahí procede la típica imagen de las brujas de halloween volando en sus escobas. Así mismo, mientras se marcaba a los animales con el fuego ritual, eran golpeados con escobas para favorecer la reproducción del ganado. Su simbolismo sexual también las convierte en un instrumento natural para sellar los ritos matrimoniales. La imagen de los miembros de una pareja pagana "saltando sobre una escoba" tras intercambiar sus votos conyugales es muy conocido incluso en las culturas más convencionales.

Tradicionalmente, las escobas se han colocado debajo de la camas con fines mágicos, para pedir tanto protección como fertilidad, y han permanecido cerca de los hogares y las puertas como medida de amparo y salvaguardia. Así mismo dos escobas cruzadas impiden a los espíritus y personas no deseadas penetrar en el área que protegen. Las escobas también se han utilizado para alejar las energías negativas o terrenales de una zona sagrada, así como para, una vez creado el círculo protector, atraer las energías positivas hacia el interior de la casa.

Si quiere utilizar una escoba para sus rituales mágicos, consiga una que sea de su agrado y úsela sólo pasa ese cometido. No escoja la de barrer la casa, una escoba ritual no debe usarse en ese mundanal sentido, ya que correría el riesgo de perder todos los poderes mágicos que haya acumulado en ella. Si alguna vez la utiliza para barrer el suelo de su cocina, debe ser como parte de sus actividades mágicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada