viernes, 22 de julio de 2011

El caldero

Es la herramienta del brujo por excelencia. Es una antigua vasija para cocinar y preparar bebidas, llena de tradición mágica y misterio. Es el recipiente en el cual ocurren transformaciones mágicas.

En la Wicca vemos al caldero como un símbolo de la Diosa, la esencia manifiesta de la feminidad y fertilidad, también simboliza al elemento agua, la reencarnación e inspiración.

Dentro de las leyendas celtas está la del caldero de la Diosa Cerridwen, la cual ha impactado e influenciado a la Wicca.

El caldero es a menudo un punto focal en los rituales, por ejemplo: en primavera se llena de agua fresca y flores, en invierno los wiccanos solemos prender fuego en su interior para simbolizar el regreso del Dios al vientre de la Diosa.

El caldero tradicionalmente tiene que ser de hierro y estar apoyado en tres patas, las tres patas simbolizan los tres aspectos de la Diosa Madre (doncella, madre y anciana), es difícil conseguir este tipo de calderos, también se pueden usar calderos sin patas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada