sábado, 23 de julio de 2011

La magia lunar


Para la mayoría de los practicantes de la Wicca y de los partidarios neopaganos, la Luna es más que meramente un satélite natural cubierto de cráteres que gira alrededor de la Tierra y que ilumina las noches. La Luna es indispensable porque ella tiene una conexión mística con la magia.

Todos los hechizos y rituales que atraen deben realizarse cuando la Luna está en su fase ascendente o creciente. Todos los hechizos y rituales que eliminan deben realizarse cuando la Luna está en su fase descendente o decreciente.

Todos los hechizos y rituales que impliquen el elemento fuego deben efectuarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del fuego: Leo, Aries y Sagitario.

Todos los hechizos y rituales que requieren el elemento tierra (tal como la curación de Gaia) deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas de la tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.

Todos los hechizos y rituales que incluyen el elemento aire deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del aire: Gemelos, Libra y Acuario.

Todos los hechizos y rituales que implican el elemento agua deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres posiciones astrológicas: Cáncer, Escorpión y Piscis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada