jueves, 12 de julio de 2012

Amatista

Signo zodiacal: Piscis
Cualidades: claridad, serenidad, integración.
Chakras: sexto (entrecejo) y séptimo (la coronilla)

La amatista es una variedad de cuarzo, de color violeta. Tradicionalmente se incluía entre las piedras preciosas más valoradas (junto con el diamante, el rubí, el zafiro y la esmeralda).

El nombre de amatista proviene del griego amethystos (no borracho), ya que esta piedra era considerada un potente antídoto contra la embriaguez. Según la mitología griega, Dionisio, dios del vino y del desenfreno, pretendía a una doncella llamada amethystos, la cual deseaba permanecer casta. La diosa Artemisa escuchó sus plegarias y transformó a la mujer en una roca blanca. Dionisio, humillado, vertió vino sobre la roca a modo de disculpa, tiñendo así de púrpura los cristales.

En el antiguo Egipto se utilizaba para crear joyas, sellos personales y tallas. En la edad media, el cristianismo adoptó la amatista como símbolo de renuncia a los bienes terrenales y castidad, llevándola aún hoy en forma de anillo muchos cardenales y obispos. La amatista simboliza además la sabiduría divina.

Propiedades curativas de la amatista:

  • Ayuda a sentirse más abierto y consciente espiritualmente.
  • Ayuda a proyectar hacia afuera los problemas emocionales.
  • Permite limpiar el aura y crear un campo energético positivo alrededor de la persona que lo utiliza.
  • Nos ayuda a transmutar nuestros pensamientos negativos en positivos.
  • Clarifica la mente.
  • Facilita el proceso de toma de decisiones, aportando sentido común he intuiciones espirituales.
  • Favorece la comprensión y la persuación.
  • Ayuda a sobrellevar la depresión.
  • Ayuda en el proceso de transición a la muerte.
  • Calmante y tonificante en caso de estrés. nerviosismo, ansiedad, angustias o miedos.
  • Facilita el sueño, el descanso y la sensación de paz.
  • Ayuda a recordar y comprender los sueños.
  • Genera sueños intuitivos.
  • Como terapia antiestrés en baños de tina con aceite esencial de lavanda y sumergiendo piedras de amatista, acompañado de musica relajante y velas.
  • Ayudan a equilibrar el ambiente de trabajo y protege de las radiaciones electromagnéticas.
  • Potencia la memoria.
  • Mejora la motivación.
  • Refuerza el sistema endocrino e inmunitario.
  • Limpia la sangre.
  • Reduce los cardenales.
  • Alivia las heridas y la hinchazón.
  • Favorece el funcionamiento de las glándulas pituitaria y pineal.
  • Favorece el funcionamiento del hemisferio derecho del cerebro.
  • Reduce el dolor de cabeza.
  • Puede reducir los problemas de la piel, asma, y problemas gástricos.
  • Ayuda a superar adicciones.
  • Ayuda en la meditación.
  • Limpia los ambientes con energías negativas de rabia y violencia.
  • Crea armonía.
  • Proporciona ayuda en los momentos de angustia.

Fuentes: www.espiritugaia.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada